La Sabiduría nos ayuda a afrontar los cambios

domingo, 17 de agosto de 2008

Otra de mis máximas o preceptos favoritos es el siguiente: si algo no te gusta de tu vida, cámbialo. Por supuesto, en la medida de lo posible; aunque por mi experiencia, tengo que decirles que en la gran mayoría de ocasiones, sí que está en nuestras manos el poder cambiarlo.
Normalmente no solemos hacerlo por miedo al cambio, a lo desconocido, o bien por simple dejadez, sin querernos dar cuenta de que esa situación que nos incomoda nos está destrozando la vida o terminará por hacerlo tarde o temprano. Como dijo el escritor Paulo Coelho: “Cuando insistimos en alargar una etapa de nuestra vida más de lo necesario, perdemos la alegría y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir. Poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capítulos..., no importa el nombre que le demos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron... Deja de ser quien eras, y transfórmate en el que eres.”
No sé ustedes, pero yo soy de los que piensan que sólo se vive una vez. No sé si habrá algo después de la muerte, algún paraíso donde vivamos felices eternamente (aquel que se lo merezca, claro está) o algo semejante; la cuestión es que nadie ha regresado para contárnoslo y a mí no me gusta contar con algo que no conozco con seguridad, así que, nos guste o no, lo mejor es aferrarse con fuerzas y entusiasmo a esta vida que, con total seguridad, es la que tenemos. Por eso mismo, sería una auténtica pena desperdiciarla y no aprovecharla al máximo, sacándole todo el partido posible, máxime cuando está en nuestras manos el poder hacerlo como nos ocurre a la gran mayoría de personas que hemos tenido la fortuna de nacer en una zona del mundo y en una época privilegiada.
Les cuento esto porque me gustaría que comprendieran que no hay que temerle a los cambios; son algo natural, forman parte de la vida y, si actúan con sabiduría, siempre serán para mejor, aunque al principio nos cueste creerlo. Se me ocurre un texto apropósito del filósofo taoísta chino Zhuang Zi que he sacado también de un artículo del escritor brasileño Paulo Coelho:
Cuando llega el invierno, los árboles deben de suspirar de tristeza al ver como caen sus hojas.
Dicen: «Jamás volveremos a ser como antes».
Claro que no. de otro modo, ¿cuál sería el sentido de la renovación? Las siguientes hojas tendrán su propia personalidad, pertenecerán a un nuevo verano que se acerca y que nunca podrá ser igual al que pasó.
Vivir es cambiar y las estaciones nos repiten esta misma lección todos los años. Cambiar significa pasar por un período de depresión: todavía no conocemos lo nuevo y tenemos que olvidar todo aquello a lo que estábamos acostumbrados. Pero si tenemos un poco de paciencia, la primavera siempre llega y olvidamos el invierno de nuestra desesperación.
Cambio y renovación son leyes de vida. Es bueno acostumbrarse a ellos y no sufrir por cosas que sólo existen para traernos alegrías
.”
Espero que recuerden este texto cuando les toque vivir algún cambio importante en sus vidas, algo que, tarde o temprano, llegará.
Con respecto a los cambios, me gustaría recordarles también que rectificar es de sabios, lo mismo que errar es de humanos. Quiero decir que es fácil que en el pasado nos hayamos equivocado en alguna decisión importante que afecte a toda nuestra vida como puede ser la elección del trabajo que desempeñamos o la pareja a la que hemos elegido para compartir nuestra vida. O puede que esas elecciones fuesen acertadas durante un tiempo, pero, las circunstancias cambian, al igual que las personas, y puede que llegue un momento en el que sintamos que necesitamos cambiar nuestra situación ya que corremos el riesgo de convertir nuestras vidas y/o la de los demás en un tormento innecesario.
Llegado ese momento sería conveniente tener las cosas bien claras y no andar retrasando lo inevitable o, como dije antes, esperando a que se agraven hasta convertirse insostenibles o peligrosas para nuestro bienestar y el de los demás. Recuérdenlo: el cambio, no sólo es bueno, sino también necesario; la sabiduría nos enseña a cambiar de situación cuando nos vemos obligado a ello o cuando las circunstancias lo requieren.
También puede suceder, como dije más arriba, que ocurran situaciones adversas contra las que nada podemos hacer por evitarlas; por ejemplo la pérdida de un ser querido, o una enfermedad grave. También estas situaciones inesperadas suponen cambios en nuestra vida que inevitablemente nos harán pensar que a partir de ahora seremos más desgraciados hagamos lo que hagamos. Frente a estos cambios sólo cabe una postura, que es la resignación y comprender que también forman parte de la vida y, por tanto, también son necesarios y, aunque al principio cueste creerlo, incluso también pueden ser buenos si actuamos con sabiduría. Recuerden las palabras del escritor norteamericano Henry Miller: “Sólo en la aflicción y el sufrimiento, el hombre atrae a sus semejantes, para que, sólo entonces, su vida se vuelva hermosa”.
En cualquier caso, es bueno tener presente que el tiempo siempre mitiga esos malos sentimientos que nos oprimen ante cualquier desgracia; tan sólo hay que dejarlo actuar. Decía el matemático, filósofo y premio Nobel de literatura Bertrand Russell, en un coloquio en el que le preguntaron si podía dar algunos consejos de filosofía de la vida: “Puedo dar tres: tener el valor de aceptar resignadamente las cosas que no se pueden cambiar; tener la obstinación suficiente para cambiar aquellas que uno puede cambiar, y tener la inteligencia indispensable para no confundir las unas con las otras.

38 Consejos, saludos, propuestas...:

REIKIJAI dijo...

Cambiar implica elevar la conciencia al siguiente nivel vibratorio en el que nos encontramos.... No es necesario elevarse demasiado, solo basta cambiar la conciencia en el ahora. Tan simple como vibrar en la alegría, mantenerse en ella y así poco a poco ir transformando el estado de ánimo de tristeza y victimismo, a uno superior de soberanía y confianza en uno mismo.
Es mas que importante darse cuenta ... a TIEMPO ... Estoy contigo ... Te dejo un Beso ... Silvi.

M. Jose dijo...

Pedro, hola
Hoy me han concedido un premio sobre: comprometidos y algo más.
Yo te lo concedo a tí, pasa y lo recoges, vale?
Luego te leo, que a tí hay que leerte despacio y con tranquilidad. Y ahora no dispongo de tiempo suficiente.
Un abrazo
MJ

Arkantis dijo...

Hola llego a ti a través del blog de Ariadna y me gusta lo que encontrado..
Un beso

AriaDna♥ dijo...

Los cambios son difíciles siempre aunque sean para bien

Es muy difícil dejar atrás una etapa de tu vida que sabes que ya no puede seguir, los humanos somo así

un beso lleno de cariño

el huerfano piano dijo...

Querido amigo;

Estas describiendo exactamente mi proceso ahora, lo que pasa que a veces cambiar a lo desconocido nos dá miedo, a veces no sabemos cual es el sendero, de alli viene la sabiduría -que tanto admiro en ti, de cambiar de senderos probar y ganar experiencia.
te juro que a veces me canso de probar y cambiar y no sé si tengo que conformarme o seguir busacando?

Gracias por tus sanas palabras, por tu alma que te guìa.

un abrazo

mary carmen dijo...

que tus palabras las oiga el viento, y sean palsmadas en la realidad concreta
llevo bregando por ello desde que nací, son 54 años... una vida.
Alos 3 años ya era nina misionera, armaba cuadernos con todo tipo de hojas o papeles para las escuelas rurales..
en fin...
quiza sea una predestinada..
un saludo mary carmen
de www.wlktohorizon.blogspot.com y los otros.

belona dijo...

Por supuesto que los cambios son buenos. Yo en un año cambié de casa, de barrio, de puesto de trabajo, de amigos (unos me dejaron y otros llegaron nuevos), pero, siempre existe un pero.
Tienes mucha razón en todo lo que dices, pero no todo el mundo es capaz de hacer lo que sabe que debería. ¿Por qué? pues en mi caso porque debo de ser muy débil, con pocas seguridades en mi misma, con poca constancia, con mucha inseguridad.
Pero es curioso, cosa que no entiendo, soy muy segura para tomar decisiones importantes, muy importantes, de esas que sabes te van a modificar toda tu futura vida, pero luego no soy capaz de decirme por mi sóla qué color elegir, qué pedir en una carta para comer, qué postre...

Xesca dijo...

Hola, vengo desde catarsis de 7 vida, y creo que si, que existir es resistir, y ahí en ese empeño andamos la inmensa mayoría, resistiendo tanto como podemos o nos dejan que eso ya es otro cantar.

No es fácil aunque haya cosas en nuestra vida que no nos gusten decidir cambiarlo, y desde luego sería lo mejor para en la medida de lo posible mejorar nuestro ánimo y vida, pero tal vez somos demasiado rutinarios y nos cuesta decidir cambiar sin saber qué será si... qué pasará mañana si... Y todo un largo listado de preguntas sin respuesta cierta.

Xesca.

Emig dijo...

Me encanta leerte y me siento agradecido por tu trabajo...
Hablas de muchas cosas, curiosamente nombras las que están ahí, las que siempre están, como son, muchas de ellas, englobadas en eso que llamamos Naturaleza, la cual, además de ser y estar, nos enseña desde su presencia, lo que es la vida, aunque desde nuestras mentes, deseos... pretendamos que sea otra cosa, sin comprender que la fricción conduce al propio desentendimiento y la integración, es un aceptar en mayúscula, aunque circunstancialmente podamos llamarlo resignación o tristeza.
Creo que la conciencia es y está. Creo que los desajustes que vivimos son producto de nosotros mismos. Quizás sea fácil y evidente el coger un destornillador para apretar un tornillo, sin embargo, nosotros nos empeñamos en no ver todas las herramientas que tenemos, que están en lo que somos, sino que, utilizamos algunas o muchas que no son útiles pues hay otras que sí son perfectas. No obstante, la vida la veo como un continuo descubrir y quizás, mejor partir de lo nuevo que de los esquemas o arquetipos del pasado ayer. No creo que seamos ningún lago, el cual almacena el agua... pienso que somos un nacimiento y un caudal, creo que el umbral de la felicidad está en ser eso, usando más la inteligencia que la mente, pues el disco duro almacena, pero la inteligencia está viva y expectante...

No sé... decirte de nuevo que me encantan tus reflexiones. Una maravilla el instante de leerte y, a la vez, poder compartir con palabras eso que transmites, que además de sugerir alumbra.
Gracias

Al otro lado del deseo dijo...

Tu espacio es muy interesante.

Seguiré visitandote

Te espero
Al otro lado del deseo

Marga dijo...

La inteligencia es una de las ayudas más importantes para guiar nuestra vida.

Lamentablemente, escasea.

Ayer precisamente escribí sobre una disyuntiva resuelta.

Analizar siempre es útil.

sky-walkyria dijo...

cambiar es darnos la oportunidad de ser diferentes,
tomarnos un instante de silencio interno, estar sin expectativas por unos momentos,
nos da muchas veces la perspectiva que necesitamos

Luis Miguel dijo...

Un saludo a todos desde el coraz�n.
La mayor�a de nosotros nos aferramos a todo ignorando que por su propia naturaleza, TODO CAMBIA.
Nuestra mente, nuestro cuerpo, las cosas que creemos poseer, los amigos, enemigos, amores, familiares... todo cambia.
Podemos aceptarlo y seguir viviendo o mirar para otro lado.
La sociedad actual aboga m�s por esto �ltimo, por ignorar la verdad, por hacer o�dos sordos, y al final, desde tan alto, la ca�da es muy dura.
�Hay otra vida, para�so, reencarnaci�n, y todo eso?
No lo s�.
No s� nada, de nada.
�Qu� sentimiento tan liberador!

ANONIMA dijo...

Cuando el viento te señala un cambio, deja que se produzca. Las razones quizá no existan ni sean visibles...Pero es bueno seguir el consejo de lo invisible.
Beso.

M. Jose dijo...

Hola Pedro
Siempre el cambio da miedo. Y da miedo la ruptura y la desintegración que pueda suponer en nuestro interior, de nosotros mismos acostumbrados y apegados a lo conocido.
Para cambiar aquellos aspectos que queremos que cambien, siempre entramos en una crisis...
Tener una crisis personal, puede ser creativa y saludable a veces, si podemos aceptar el conflicto en el que estamos...
Creo que a más de uno nos ha venido muy bien leerte...,por lo menos a mí, me ha traido mucha LUZ.
Gracias y un abrazo
M.José

ESPEJO DE MI ALMA dijo...

Los cambios en la vida nos hacen titubear nos hacen ser muchas veces inseguros pero el meditar par poder decidir el saber decidir es sabiduría.Los cambios y las perdidas de seres queridos ya sea por que nos abandonaron en esta tierra o por alguien a la que perdemos como un amor son cosas que duelen y hacen desfallecer el alma..pero lo que no entendemos es que la vida es así que tenemos que tomar las cosas con calma antes los cambios que se nos vienen es parte para aprender y tratar de mejorar o ser mejor personas ..besos par ti gracias por tu visita en mi blog regresare siempre a visitarte..nancy fabiola

Anónimo dijo...

Hola Pedro!!!,soy un humilde anónimo que ha resultado fascinado por tu maravilloso blog,prometo pasarme por él a diario y leerte,me ha gustado muchísimo.Soy un amante de Paulo Coelho y de todos sus libros,he leído el ALQUIMISTA uno de mis libros favoritos,creo, sin dudar que me darás fuerzas para seguir adelante,tus palabras son preciosas..
Como bien dices a veces nos aferramos a cosas aún no estando del todo a gusto y tenemos miedo de girar, de dar un cambio en nuestras vidas un cambio necesario totalmente y un cambio que nos haga ver que hay más cosas que nos están esperando,creo también que todo tiene su ciclo,cómo la sabia naturaleza y los cambios son necesarios..Sin más me despido y promete seguir leyendote Pedro y aprendiendo de tus palabras que sin duda creo que me ayudarán..
Un abrazo fuerte desde Logroño y FELICIDADES por tu blog.

el huerfano piano dijo...

HE vuelto a leerte y recoger fuerzas de tus palabras (si tus palabras trasmites entre otras cosas también fuerza) con este post me viene el valor de cambiar y superar los miedos.
y me hace pensar mucho....ya ves que he vuelto a leerlo

gracias un beso

Cemanaca dijo...

Es así la vida, nunca vuelve al mismo sitio, es un espiral que nos lleva y no nos devuelve. Todo lo desconocido nos da un poco de temor, la misma muerte, por ejemplo.
pero hoy estamos y mañana quien sabe, así que entre mejor la vivamos ... y lo malo o lo que no hagamos bien aquí mismo lo pagaremos , no hay tiempo para esperar pagarlo en otra vida después de esta.
Gracias por este post lleno de sabiduría.

Saludios conversos.

M@R dijo...

SI LOS CAMBIOS SON PARA MEJORAR ES BUENO,,,
ABRAZOS,,,

nomolamos dijo...

tarde dos años en decidir cambiar mi vida, lo pense y requetepense, y a pesar que nadie me apoyaba, lo hice, hoy me arrepiento de no haberlo hecho antes,
no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.... y si es lo que quieres mas aun, que como tu bien dices, que sepamos con seguridad solo hay una vida, como para desperdiciarla,
gran post, como siempre, besitos,

caselo dijo...

Pedro una pregunta: ¿Cómo haces para saber lo que yo necesito? Es que siempre que entro a tu espacio salgo con una lección de vida que, lo confieso, me hace mucha falta. Por eso amigo, por ser una persona de energías puras y, además, un gran escritor, muchas gracias. Un abrazo

Carlos Eduardo

PD:www.truequemuisca.blogspot.com
Es la dirección de un blog que comparto con 4 cibernautas. Me encantaría que nos visitaras y de paso sería un honor contar con tu pluma, sensibilidad y carisma. Si aceptas formar parte de este espacio envíame un mail para agregarte. Mi dirección es rojasarci@gmail.com

Hasta pronto

SUSANA dijo...

Gracias por este artículo, amigo, es precisamente en un día como hoy, cuando debo leerlo.

Sobre todo porque, como todos, busco ser inteligente para "no confundir las unas con las otras", de aquellas cosas que puedo o no cambiar...y a veces lo logro.

Recibí mi abrazo!

supersalvajuan dijo...

Debemos medir el tiempo por los cambios, como nos enseñaron Braudel y compañía.

Shanty dijo...

El tiempo es el mejor consejero, pero que cuesta, cuesta. Sin embargo, coincido en todo contigo: duele soltar, pero cuando en nuestro interior sabemos que es el momento, hay que tener valentía y afrontarlo.
Muchos besos,
Shanty

Milya dijo...

Hola como andas? paso por tu blog, esta muy bueno pasate por el mio así te agrego en mis blogs amigos un abrazo

http://fueradecontrol666.blogspot.com/

Maria Jesús dijo...

Por supuesto, abrirse al cambio aporta sabiduría, fuerza, sensación de avance. Además, cuando se haya integrado la lección que acompaña al cambio, la persona adquirirá una mayor comprensión del mundo y se convertirá en más humana. Pedro, me ha encantado este post. Tú sí que eres una persona sabia. Es un placer leerte y ofrecerte una estrella que te he dejado en mi blog

۞Mujerconpiernas۞ dijo...

EStña claro...y si no puedes cambiarlo, cambia tú. O haz una variación en tu trayectoria.

Me encanta venir a visitarte.
Besísimos

Cemanaca dijo...

Que dificil resulta aceptar las cosas que no van a nuetro favor...la resignación es una dura terea por resolver.

Saludos conversos.

fmop dijo...

Sólo no cambia aquello que está muerto.

Emig dijo...

Amigo Pedro. Tengo algo para ti en mi blog. Te agradezco que pases cuando puedas. Muchas gracias!

SAUVIGNONA dijo...

holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
las ultimas tres creo q es el resumen perfecto...es lo justo para asimilar y concretarlo en nuestras vidas diarias....
ahora te dejo beso enorme al alma bella esa que tienes...
y si quieres pasarte por mi blog a opinar estas invitado...
besines pedro!!!!

Hada Saltarina dijo...

¡Me ha encantado este texto, Pedro! Estos días no me prodigo mucho en visitas y comentarios pues con las vacaciones, parece mentira, pero hay menos tiempo para el mundo cibernético. Pero precisamente hoy me dio por visitarte y me encuentro con un texto que se relaciona muchísimo con la Carta del Tarot, la Rueda de la Fortuna que publico justamente hoy. ¡Coincidencias!
Venga, un abrazo fuerte

Juan Miguel dijo...

"Con respecto a los cambios, me gustaría recordarles también que rectificar es de sabios," Con ese encabezado me hago cargo de una de tus afirmaciones "la cuestión es que nadie ha regresado para contárnoslo" he regresado y te lo cuento, hemos (te incluyo a ti y a todos) transitado por otras dimensiones no físicas al salir de nuestro cuerpo, vía muerte y como parte de un largo y gran proceso, encarnamos de nuevo o reencarnamos, qué casi nadie se acuerda, hum....así es el sistema.
saludos.

Frabisa dijo...

Pedro, que post tan interesante.

Me quedo con una frase tuya que dice "no se puede retrasar lo inevitable", añadiría incluso que no sería de inteligentes hacerlo.

Vivir es sinónimo de evolución y quien se niegue a ello, vegetará.

Es cierto que los cambios a priori nos asustan, pero yo me he demostrado a mí misma tener la valentía necesaria para haber dado "volantazos" importantes que han cambiado mi vida, a mejor.

un beso

Pasión dijo...

Pedro: Me has hecho pensar muchas cosas!!
1. El cambio es la esencia de la vida.
2. No a la resignaciòn!! Ante la adversidad: anàlisis y comprensión!!
3. Yo sí creo que la vida es más de una. Una sola no tiene sentido desde una lógica teologal.
Un abrazo y gracias por tu afecto.
Pasión

Graciela dijo...

Bueno no conozco a nadie que haya venido de la otra vida, es así que cada día es único. Pero como no soy sabia, me llevó muchos años comprenderlo. Fuera lo que me hace mal, cambiar las hojitas como los árboles, reír, bailar y a disfrutar mi Pedro, que la vida es corta, besos y abrazos a los dos!!!

Cecilia dijo...

Creo que debido a los cambios que intencionalmente llevamos a cabo podemos presumir de que la vida es propia. Saludos desde Argentina.

Se acordaron de mí: