La Cuerda del Equilibrista

lunes, 17 de noviembre de 2008

"Fue como entrar en un mundo sorprendente, difuso y nebuloso, lleno de sensaciones inesperadas. Me introduje en una marea de pantalones de algodón, zapatos de domingo y trajes de volantes. Arriba, por encima de mí, era todo un ajetreo de miradas, un murmullo sostenido de voces. Abajo el escupir amarillo del albero en el marrón recién estrenado de mis zapatos. El relente húmedo de verano pellizcaba de vez en cuando bajo las mangas cortas y en las mejillas. Las agitadas voces y los tropiezos con algún desconocido poco cuidadoso me provocaban un estupor que me retumbaba en el pecho recorriéndome luego el cuerpo, y lo sentía mitigar sólo cuando estrechaba la mano cogida a mi madre...."

Van listos si piensan que esto lo he escrito yo, más quisiera. No, no es obra mía, sino de mi buen amigo David, que por fin se ha animado a mostrar al mundo su portentoso talento componiendo bellos escritos y puntillosas reflexiones. Lo hace en un blog de reciente creación llamado La Cuerda del Equilibrista.
Si no le temen al vértigo que producen las verdades bien dichas, y están dispuestos a subirse a la fina cuerda de este intrépido equilibrista, les animo a que lo visiten y se impregnen de su magia.

Después no digan que no les advertí.

28 Consejos, saludos, propuestas...:

Marga dijo...

De acuerdo, entonces. Ejerceremos de equilibristas sobre las emociones, que no debe haber nada más excitante.

Salvo caer del alambre, directamente y sin red, a la magia...

Feliz semana.

muxica dijo...

Voy a leerle.
Un beso

nomolamos dijo...

bienvenido al mundo bloggero david, sera un placer leerte viniendo tan bien recomendado
un beso pedro

genialsiempre dijo...

Me uno a la recomendación de Pedro. Vale la pena seguir este blog.

José María

Evan dijo...

Me encantó su escrito, seguro me gustará su blog... allá voy!

Un beso Pedro!

REIKIJAI dijo...

... Pedro ... mejor que nadie ... sabes que es un niño que promete ... Sus escritos tienen una magia particular ... y pronto ... muy pronto, caminara sin sentir vertigo la fina cuerda ... Te dejo Un Beso ... Silvi.

M. Jose dijo...

Sí, hes cierto lo que dices, yo ya lo he leído alguna vez.
Es buena reconmendación por tu parte Pedro.
Un abrazo enorme
Mj

Silvia dijo...

HOLA!CREO QUE VIVIMOS A DIARIO COMO EL EQUILIBRISTA..GRACIAS POR LA RECOMENDACION..
CARIÑOS.
SILVIA CLOUD.

Cornelivs dijo...

Si tu lo dices, segurisimo que sera un buen blog.

Voy a visitarlo inmediatamente, en cuando tenga un ratito.

Un abrazo.

sky-walkyria dijo...

paso de puntillas, sobre una cuerda suspendida sobre tus escritos...

Leandro Sabogal dijo...

mmmm!!!

cuando cortaste el relato...sentí como si cayera de la cuerda!!!

ajaja!!

Noelplebeyo dijo...

Yo siempre quise mantener el equilibrio. Voy a mirar

Graciela dijo...

Pedro, dije cuando ví la entrada en el escritorio: es de la Escuela de Letras jajaja...con qué nos saldrás ahora mi tesoro...iba leyendo atentamente y sentí ganas de gritar NO ME SUBO A LA CUERDA!!!...visitaré a David...les dejo mis besitos y abrazos!!!

Neurotransmisores dijo...

He dado una vuelta por el blog, es interesante aunque tiene los posts un poco largos.

Saludos.

My dijo...

voy a subirme en esa cuerda.. a sentir el vértigo en primera fila.

saludos..

Equilibrista dijo...

Bueno Pedro, amigo. Muchas gracias por tus palabras. Qué suerte tienes de tener tan buenos amigos. Gracias a todos chic@s. Bueno, todavía me queda mucho por aprender, y muchos vértigos que superar, pero siempre tendréis la puerta de mi particular carpa abierta para poder subiros a la cuerda cuando queráis. De igual modo estaré dispuesto a compartir experiencias con la gente que encuentre por allí en sus respectivos blogs.

Un abrazo

tia elsa dijo...

Pues bien Pedro alli ire, besos tía Elsa.

suseJ dijo...

Tomamos nota...

loose dijo...

Pues lo visitaré en cuanto pueda, pues el fragmento del relato que has puesto me deja con ganas de saber más.

Un beso.

Yuria dijo...

...pues yo, que disculpe David pero hasta el final pensé que era tuyo, pues estoy acostumbrada a que nos introduzcas en lugares con fenómenos extraños., jaja

Un beso.

el piano huérfano dijo...

gracias por la recomendacion Pedro , lo he leido, y es que para saber lograr el equlibrio hay que sentir los vertigos primero

Z. dijo...

Hola Pedro!
Extraordinario texto, con gran sensibilidad y qué buen uso del idioma. Da gusto leerlo! Habrá que hacerle una visita ;)

Mar dijo...

Genial, ya lo estoy visitando, da gusto tener amigos como tu.

Por cierto muchas gracias por tu comentario en mi blog, yo tambien hace poquito que lo he inagurado, la entrada de hoy va por todo este mundo de los blogs y por todos vosotros porsupuesto.

Mil gracias Pedro.

Besitossssssss

Marinel dijo...

Seguiré tu consejo e iré a visitarlo,pues leyendo esto,creo que me hará sentir a gusto en la cuerda floja.
Gracias.
Un besito.

Alma dijo...

He seguido tu consejo y he visitado al equilibrista, gracias Pedro por tu buen compartir.

Besos salados

Cemanaca dijo...

El relato es de muerte ...
tu recomendación la seguiré, aunque te confieso mi fobia a las alturas.
Pero esta clase de altura literaria es muy emocionante.

Saludos conversos.

Diario: Mi hija Ara y yo dijo...

le haces buena propaganda asi q lo visitare
slds

Runas dijo...

Pues habrá que pasarse por el blog de tu amigo David. Un beso

Se acordaron de mí: