Yo no soy mis circunstancias

domingo, 23 de noviembre de 2008


Yo soy yo y mis circunstancias”, dijo el gran Ortega y Gasset.... Y yo le creí.
Hasta hace bien poco, cuando otra de esas grandes lecciones que nos tiene deparada la vida a la gente que siempre vivimos con el oído bien abierto y la mente alerta, me llegó de improviso, sin avisar. Entonces lo vi claro, como el reflejo de tu luz en la mirada; no podemos, ni debemos, permitir que sean las circunstancias ajenas a nuestra voluntad las que conformen nuestro ser... y de hecho, sólo está en nuestras manos el que así sea (o mejor dicho, en nuestra mente).
La clave es bien sencilla, y está al alcance de todos.
El secreto de la Felicidad, el ÚNICO e incuestionable, aquél tan buscado e investigado por todos los filósofos y pensadores de la antigüedad y del presente, se condensa en dos simples palabras: PENSAMIENTO POSITIVO.
Cualquiera que sea la circunstancia que azote nuestro bienestar diario, por desagradable que sea, puede ser amortiguada, e incluso superada, con la aplicación de la máxima contenida en estas dos palabras. Nada, absolutamente nada, hay que pueda contra este principio esencial.
Pero pongamos un par de ejemplos aclaratorios, para aquellas mentes menos receptivas. Cuando nos tomamos unas vacaciones de placer y viajamos a algún lugar paradisíaco, donde todo se nos ofrece con suma generosidad y somos colmados por toda clase de lujos y disfrutes, al regreso de las mismas estaremos algunos días, como mucho, algo apesadumbrados por la repentina vuelta a la rutina habiendo dejado atrás todo un aluvión de goces y deleites. Pero esta situación pasará pronto, ya que éramos conscientes de que sólo sería una realidad pasajera, estaba planeado el que terminara pronto y la recordaremos siempre con una sonrisa en la cara, dichosos por haber vivido algo así; miraremos las fotos tomadas y disfrutaremos con el recuerdo de todo lo acontecido durante el viaje. Era lo previsto.
Pues ahora imaginemos por un momento que esta circunstancia que nos depara la vida es algo impensable, inimaginable, algo no planeado ni deseado, un imprevisto que rompe todos nuestros esquemas y nos saca de nuestra cómoda vida para arrojarnos sin vacilación sobre otra realidad más dura e incomprensible. Por ejemplo, supongamos que perdemos para siempre a la persona que más queremos en este mundo. Concedámonos un mínimo de mal entendida humanidad y demos por bueno un prudencial tiempo de dolor y de duelo. ¿Y después qué? Podrían ocurrir dos cosas, o bien que nos quedemos anclados en la pérdida irrecuperable del ser amado, con lo que nuestra desdicha perduraría eternamente, o por el contrario, hiciésemos como en el ejemplo anterior del viaje, o sea, seguir con nuestra vida recordando los aspectos positivos de nuestra vida anterior con esa persona que ya no está, lo que disfrutamos juntos, todo lo que me ayudó a crecer, lo que aprendí de ella, dando gracias al cielo por haber tenido a mi lado a un ser humano capaz de hacerme tan feliz. La diferencia entre una forma u otra de actuar sólo radica en nuestro pensamiento.
Los dos ejemplos supuestos difieren en algo esencial, el primero consiste en una circunstancia pasajera y planeada por nosotros mismos, mientras que el segundo es algo totalmente imprevisto y difícil de comprender. Pero tanto uno como el otro nos cambia de una realidad atractiva y deseada a otra menos placentera y, en el segundo caso sobretodo, mucho más dolorosa.
La felicidad o la desdicha sólo está en nuestra mente, practicar con asiduidad la sana costumbre del pensamiento positivo hará que nuestras vidas sean mucho más placenteras y felices.
Resumiendo podríamos decir que mientras nuestros pulmones contengan algo de aliento y circule un mínimo de sangre por nuestro cerebro, podremos ser felices, independientemente de las circunstancias que en determinado momento intenten tirar por la borda nuestro proyecto de vida.
Sé que a veces no es fácil, pero por favor, hagan la prueba, conviertan el pensamiento positivo en un hábito y sus vidas cambiarán por completo, nada habrá que pueda enturbiarlas. Comprueben de primera mano el inconmensurable poder de nuestras mentes, capaces de convertir por sí mismas una situación de lo más traumática en otra mucho más llevadera, e incluso agradable.
Es casi el único consejo que puedo dar del que estoy seguro que no me arrepentiré.

48 Consejos, saludos, propuestas...:

Eulogio dijo...

Eso está bien hasta que la vida te de su primera cornada, luego será mas difícil arrimarse.

muxica dijo...

Hace un tiempo que práctico lo dices. He descubierto que la felicidad es una postura positiva ante la vida. No es más que querer ser feliz y aceptar, sabiendo que algunas circunstancias no tienen solución.
Eres el mejor blogs de autoayuda que he leído.
Mil biquiños gallegos.

el piano huérfano dijo...

buena filosofia me gusta la tuya, pero hay arrebatos y avatares en esta vida, que son dificiles.
con tu texto que lo he imprimido para poder profundizar mas y aprender de ti mi MAestro

genialsiempre dijo...

Eres un buen analista de la conducta humana, Pedro. Ya me explicarás como lo has conseguido, pero por ser un poco crítico te diré que aún estando totalmente de acuerdo con la actitud que propones, una cosa es predicar y otra cumplir cuando llega el caso.
Hay que pasar por momentos en la vida y entonces se vé el valor real de lo que cada uno piensa, pero lo importante, si uno no puede con algo es tener a su lado amigos como tú, que te lo hagan ver, que te animen a salir del foso.
Me encantan tus textos de "sabiduría".

José María

amor dijo...

aquí entre todos tratando de mejorar la vida con palabras

y al final lo único que nos salva en esto es la inspiración, loca ella y desentendida de todo asidero, pero hija más que nadie de dios

María dijo...

La felicidad sólo se puede conseguir a momentos, nunca puede ser constante, al igual, que hay días de lluvia, también los hay de sol, para lo cual, debemos conocer la infelicidad para saber lo que es la felicidad, y nuestra felicidad depende del entorno y las circunstancias, que nos pueden hacer cambiar de sentimientos positivos, para llegar a un estado de tristeza, o sea, a sentimientos negativos, ésta es mi opinión.

Un beso.

LaLy dijo...

"..La felicidad o la desdicha sólo está en nuestra mente, practicar con asiduidad la sana costumbre del pensamiento positivo hará que nuestras vidas sean mucho más placenteras y felices..."

Me llevo en el alma y en mi mente estas valiosas letras.

Placer leerte.

LaLy

lys dijo...

Es positivo leerte Pedro, entrar en tu blog, aunque suene a lisonja(Nada más lejos de mi personalidad) es recibir en la cara una brisa fresca.

A veces la vida te golpea y crees ver el fin, otras veces haces el fin de nada, y las más nos lamentamos innecesariamente. No es cierto que al día siguiente las cosa se ven mejor?

Ha desaparecido el problema? no, lo que pasa, lo que me pasa, es que aprendo a ver el lado positivo.

Me encanta la música clásica.

Con respecto a ser positivo, hoy he visto el El Ventanuco algo que me ha hecho pensar.

Un saludo

María de Lourdes Ruiz Pavón dijo...

Pues que bueno que lo ves así, yo lo veo como Eulogio y con grandes cornadas es difícil, en fin...

julio-entuinterior dijo...

Pues yo me quedo con este párrafo, con el que estoy totalmente de acuerdo y del que he eliminado la parte que hace referencia a la mente.

"no podemos, ni debemos, permitir que sean las circunstancias ajenas a nuestra voluntad las que conformen nuestro ser... y de hecho, sólo está en nuestras manos el que así sea"

Partiendo de esto, pues, ni ese viaje de placer, ni ese suceso desgraciado, deberían influir en nosotros ni en un sentido ni en otro; no deberían afectar a nuestra felicidad y por tanto no habría por qué aplicar la máxima del Pensamiento positivo.

La clve estará en como manejamos esas manos, en las que decimos tenemos la clave, para conseguirla :)

Un abrazo, Pedro

Perlita dijo...

Tienes mucha razón, amigo. Cuando se hace un esfuerzo de voluntad y cambiamos en positivo lo que en principio, puede no serlo,hemos dado un paso a la buena convivencia, a la paz y por ende, a la felicidad. Todo es complicado pero no se consigue lo bueno si no nos lo proponemos.
Por otro lado, creo que así somos los optimistas y lo demás puede que surja sin proponérnoslo.
Pso por aquí de vez en cuando, me recordarás, aunque no dejo siempre comentario y volveré...
Un abrazo.

el piano huérfano dijo...

Me olvide comentarte que el sonido del piano con sus notas te pasa de una circuntacia a otra, si conozes la pieza.

ya hablaremos
un beso

REIKIJAI dijo...

Pedro....Cada experiencia vivida, buena o mala es útil al espíritu, adquirimos conocimientos y sabiduría, imprescindibles para nuestra evolución…. Tomar una actitud positiva mirando hacia delante, todo tiene su razón de ser y debemos seguir el camino. Poseemos la capacidad suficiente para afrontar y superar cualquier situación por más dura que se nos presente… Mi Querido amigo es cuestión de actitud. … La vida es una escuela a la que venimos aprender. Te dejo Un Beso. Silvi.

SilviaE.D. dijo...

Hola Pedro!
Realmente es así, si uno piensa en positivo las cosas malas nunca lo son tanto. Aunque parezca ingenua, siempre trato de buscar lo positivo en TODAS las circunstancias y no creas que no tuve pérdidas importantes...Si Dios nos cierra una puerta, seguro nos abre una ventana por donde puede penetrar la Luz.
Besos!

Steki dijo...

Hola Pedro, vengo del blog de Santi.
Veo que andamos en la misma sintonía.
Yo tengo subidos un par de posts del estilo, El Secreto y La Ley de la Atracción.
Me alegra haber llegado hasta aquí.
Un abrazo energizado para ti.
BACI, STEKI.

LA REINA dijo...

La suma de tus pensamientos positivos, son los que haran
un maravilloso presente.
Muy buen post.
Cariños

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

La felicidad es una decisión personal así como el amar o el odiar es una decisión.

Claro debemos ser positivos y en tiempos difíciles el luto es necesario, pero una mente positiva definitivamente es algo muy necesario.

Además no debemos depender de nada ni de nadie para ser felices, ya que todos cambian de opinión y van y vienen, debemos ser felices por nosotros mismos, y así podremos amar y ser amados sanamente.
Saludos

Noelplebeyo dijo...

Probablemente sea una visión cierta, correcta, la tuya...pero hay veces, demasiadas que la injusticia, la incomprensión está en manos de terceras personas. Puedes tener una mente positiva pero la situación se escapa de tus manos.

nomolamos dijo...

muchas veces me dicen: joe con todo lo que tienes encima como puedes sonreir???....
pues porque es lo unico que es mio, y no me pueden quitar si yo no quiero..... siempre pensé que nadie tiene la culpa de mis males y siempre dedico una sonrisa a los demas... el dolor y el sufrimiento van muy dentro.... cierto es que a veces es inevitable estar mal, pero siempre procuro no hacerselo ver a nadie.....
tantos años dando la cara al cliente, me han hecho poner esa mascara de dejar los problemas para otros momentos, y al final, te contagia y los haces menores aunque solo sea por un rato......
que gran post, como siempre.......
un besazo pedro,

Marga dijo...

Ahora mismo me encuentro en una situación de sima mental.

Ha sido por la recepción de varios "NO" a mis proyectos. Algo inesperados, si confías en el éxito... aunque previsibles.

Se me hace cuesta arriba escribir. Alguien dijo en una película: "Esto también pasará".

Espero que lo haga rápidamente. Intentaré hacer caso de tu consejo. Pero no prometo nada...

Un saludo, Pedro.

Z. dijo...

Hola Pedro! Realmente todo está en la mente, la felicidad y la tristeza, y lo que es mejor: la aceptación de ambas.
Un saludo!

Neurotransmisores dijo...

Así debería de ser, pero no es.


Saludos.

Graciela dijo...

vivir en positivo creo que no lleva mucho trabajo mi amigo Pedro...las pérdidas materiales, no son importantes cuando el tiempo pasa...te adaptas con normalidad.
Volver al trabajo, luego de unas vacaciones espectaculares, lleva solo unos pocos días.
Perder un hijo...sabes creo que de ello, pocos vuelven...de una infancia maltratada sería otro caso.
De las pavadas, sabes mi tesoro que no ocupan mi cerebro con preocupaciones...estoy viviendo una etapa preciosa, pero si lo debo analizar en un todo, tal vez 'yo soy yo y mis circunstancias'...besitos en la casa!!!

Silvia dijo...

HOLA!MUY BUEN POST..
PERO NO SIEMPRE ES TAN FACIL...LAS CISCUNSTANCIAS HACEN LO SUYO...
PENSAMIENTO POSITIVO...VAMOS A VER...
CARIÑOS.
SILVIA CLOUD

Cornelivs dijo...

Y es un GRAN consejo, Pedro, ya lo creo. Un gran consejo.

Personalmente, siempre intento que el pensamiento positivo sea mi guia de conducta, mi brújula que señala el Norte de mi vida.

Obviamente, hay momentos (como los del otro dia) en los que tus fantasmas te persiguen; lo mismo que hay dias de lluvia y tormentas; pero no por ello debemos olvidar que el SOL siempre está ahí arriba.

Y en cuanto a la frase de Ortega: de acuerdo contigo. Yo soy yo, y mis circunstancias son mis circunstancias. OK.

Genial tu post.

UN ABRAZO.

loose dijo...

Un sabio consejo, Pedro. Te felicito por tus textos que contienen grandes enseñanzas.

El pensamiento positivo es algo que va más allá, algo trascendental, que cuando se consigue cambia nuestra perspectiva de enfrentarnos a los avatares de la vida por completo, pero para lograrlo es preciso muchísima fuerza de voluntad para no dejarnos llevar por ningún tipo de condicionamiento o pensamientos que hacen que entremos en una espiral de la que será arduo difícil escapar.

Un beso.

Sal Ober dijo...

muchos saludos por el blog. Hay siempre quien tenga preocupacion.

Saludos

http:\\coresemtonsdecinza.blogspot.com

Shingen dijo...

Es muy acertada esa visión de la vida, y además hay pruebas de ello, solo hay que tomar consciencia reconocer lo adelantados que están los países orientales en ese tipo de optimismo y formas de vida tan positivas, y a pesar de sus avatares y dificultades, a veces más que las nuestras, ellos siempre miran adelante y siguen creciendo. Crecen en su interior desde hace siglos y ahora también crecen socialmente, y muy rápido.

Muy interesante tu blog, Pedro, coincidimos mucho en nuestra visión de la vida y del ser humano. Gracias por tu visita, y aunque mis tiempos sean muy cortos en blogger, pasaré por aquí a menudo.

Un abrazo

Cemanaca dijo...

Que palabras tan sabias pones ante mis ojos apreciado amigo. "La felicidad o la desdicha sólo está en nuestra mente, practicar con asiduidad la sana costumbre del pensamiento positivo hará que nuestras vidas sean mucho más placenteras y felices"

Gracias maestro!

Saludos conversos.

Nerea dijo...

No te voy a llevar la contraria porque opino como tú.

Una acptitud positiva frente a todo lo que llegue en esta vida es necesario para estar bien consigo mismo y con los demás.

Perdoname si mis palabras son más coloquiales, veo mucho nivel de vida en los comentarios y tus palabras.

Soy muy natural y me gusta salir con una sonrisa en mi cara todos los días.

Ya estas agregado a mis favoritos.

Besosss!! :)

kukilin dijo...

Soy una persona plenamente positiva. Siempre lo fui.
Pero la pérdida de mi amado esposo nunca la pude superar (de esto ya va para 15 años, pero para mí es como si fuese ayer) tras su partida se llevó más de la mitad de mi ser. ¡Jamás volví a ser feliz!
Tal vez radique en que a su lado pasé los momentos más felices de mi existencia.

Besitos desde el ♥

Hada Saltarina dijo...

Qué duda cabe que las circunstancias pueden ir conformando el carácter; pero también es verdad que uno no puede ceder ante ellas y dejar de ser quien realmente está destinado a ser.

Un abrazo

Runas dijo...

Siempre es mejor tirar de pensamientos positivos para tratar de salvar las circunstancias adversas, aunque hay veces que se junta el hambre con las ganas de comer y entonces encontrar un pensamiento positivo es ardúa tarea. Un beso

Alicia María Abatilli dijo...

Del pensar en positivo se puede hacer un hábito, sí señor.
Coincido contigo.
Es muy interesante y acertado lo que leo en tu blog.
Alicia

MAR dijo...

PENSAMIENTO POSITIVO.
Yo te haré caso y en las noches más tristes y negras de mi corazón y mi alma...me acordaré de ti y me sentiré más aliviada.
Gracias.
mar

Gizela dijo...

Tienes razón Pedro.
Siempre ayuda tener pensamientos positivos.
Aun cuando también tienes razón, cuando dices que es dificil a veces.
En ocasiones trágicas, de perdidas irreparables, cuesta mucho entender que es irremediable, y que solo nos queda el consuelo y los buenos recuerdos.
Un abrazo, amigo

Mar dijo...

Pedro me encanta tu forma de ver las cosas y la vida, estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho.

La vida es del color que queramos verla, por suerte para mi hace mucho tiempo que se iluminó y no dejo que se apague.

Besitosssssss

anamorgana dijo...

Hola Pedro, no podria ser más acertado el post. Yo estoy intentando con el pensamiento positivo, de vez en cuando me voy al contrario que es lo que siempre había sido. Ya voy cambiando. Besos
siempre tan acertado y la mísica me encanta. un abrazo
anamorgana

Natacha dijo...

Pedro he jugado a ese juego desde niña, de manera inconsciente, los niños encuentran siempre el camino de sobrellevar cosas que tal vez los adultos suponen insoportables. Los niños ven de colores y ese ejercicio acompaña mi vida. A veces lo consigo y en ocasiones me hundo en melancolía...pero hasta de esos momentos tristes, el pensamiento positivo sabe sacar provecho...
Un hermoso proyecto, un buen consejo amigo. Sin duda muy valioso.
Un beso, cielo.
Natacha.

SOMMER dijo...

Tengo un gran amigo que lleva hasta las últimas consecuencias eso del pensamiento positivo. Mira que le vienen mal dadas al muchacho, pues el tipo sigue siendo feliz.

Habrá que seguir tu consejo amigo.
Abrazos

tia elsa dijo...

Trataré de ponerlo en práctica, besos tía Elsa.

Cecilia dijo...

Muy cierto, el pesimismo nos limita y nos roba potencial. Abrazos!

M. Jose dijo...

Buen texto Pedro, todo es un estado mental, existen las circunstancias del entorno, pero según dejemos como actuen sobre nosotros, así nos encontraremos...todo es mente...
Un bso grande
MJ

Marinel dijo...

Sabios consejos,Pedro.Yo, trato de seguirlos al pie de la letra.
Y eso que he pasado por los dos extremos en más de una ocasión...lamentablemente...
Pero trato de animarme, de pensar en positivo, en todo lo bueno que me regala la vida.En esos momentos hermosos en los que sí me quedo anclada con sumo placer...
¡Y funciona!
Prefiero sonreír,llorar de alegría,sentirme dichosa, que quedarme aletargada en el dolor durante mucho tiempo.
Cuando pierdes a alguien a quien quisiste, hay que dar gracias por haberlo tenido y haber sentido ese amor...no hundirte en la miseria.
Al menos no todo el tiempo,aunque es inevitable que el dolor rezume...
Por cierto, te he dejado un regalito en mi blog con positividad y alegría.
Un beso.

el piano huérfano dijo...

he leido lo de tu admiracion
y lo unico que te puedo decir que te tienes que admirar a ti, por que sabes que eres el complice de mi alma

Maria Jesús dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Jesús dijo...

Voy muy justa de tiempo estos días. Pero paso a dejarte mi cariño y a desearte una linda semana.-Con las prisas borré sin querer mi comentario anterior, discúlpame

David dijo...

Es incuestionable la gran verdad, el santo grial que hay detras del concepto "pensamiento positivo". Una lastima que en la realidad, y en los azotes que recibimos de nuestro contexto, sea dificil de llevar a la practica. Al menos mucho mas de lo que debieramos.
Un saludo.

Se acordaron de mí: