La cigüeña tendrá que esperar

viernes, 5 de diciembre de 2008


Pues sí, mi amiga la cigüeña tendrá que esperar un poco, sólo unos días, no será mucho, antes tendrá que dejarme a mí decir algo, porque hoy me he levantado enfadado, ¡muy enfadado! Enfadado con esta mierda de sociedad de consumo capitalista y corrupta hasta la médula en que nos ha tocado vivir, capaz de humillar y de pisotear incluso al más indefenso de todos los seres humanos, esta sociedad asquerosa que entre todos estamos creando, aunque algunos colaboran más que otros, esta sociedad que hace que me sienta impotente del todo ante tanta injusticia, ante tanta barbarie sin sentido, estoy muy cabreado porque sé que podemos hacerla temblar, pero temblar de verdad, desde los cimientos, y no desde arriba, como suele suceder normalmente, cayendo a plomo y aplastando a los de siempre, a los desamparados, a los indefensos, a los que la sustentan, y volviéndose a levantar de nuevo sobre los mismos cimientos que van quedando y sobre los escombros del anterior edificio, más sólido y consistente si cabe, no, no, esto no es lo que yo quiero, porque esto ya me lo conozco, ya sé donde acaba, de vuelta al principio, a donde mismo, yo quiero derribarlo desde abajo, para poder empezar de cero, porque es la única manera... la única, porque somos nosotros sus cimientos, nosotros, panaderos, albañiles, electricistas, empleados de comercios, funcionarios, fontaneros, jardineros, agricultores, ganaderos, jubilados, amas de casa,... nosotros, pobres trabajadores de a pie, los que cargamos sobre nuestras maltrechas espaldas todo el peso de este putrefacto edificio que se hace llamar sociedad, sólo necesitamos unir nuestras fuerzas, proponérnoslo seriamente, querer hacerlo, decir basta ya, trátenme con dignidad, soy un ser humano, como vosotros, tengo derechos, no soy un cobaya con el que experimentar, con el que jugar a ser dioses, no podemos seguir permitiendo que la sanidad pública y privada siga creando enfermos crónicos, dependientes de miles y miles de medicamentos de por vida, tan sólo para enriquecer a unos cuantos seres inhumanos y malnacidos, subvencionando a la industria tabacalera con la pobre excusa de los puestos de trabajo, ¡a la mierda los puestos de trabajo!, fabricando y vendiendo armas al mejor postor, o al peor impostor, no podemos continuar dejándonos seducir tontamente por ofertas absurdas de artefactos que sólo terminarán haciéndonos la vida más complicada y convirtiéndonos en más esclavos de lo que ya éramos, estoy harto de que me atosiguen a todas horas con llamadas telefónicas ofreciéndome cosas que no he pedido, que no necesito, abarrotando mi pequeño buzón de cadáveres de árboles donde me dicen lo que debo vestir, lo que debo comprar,... por favor, no lo consientan, despierten, abran los ojos, hay alternativas más baratas, más sanas y, sobretodo, más eficientes, aléjense de las multinacionales, de las televisiones, de los periódicos oficiales, u oficiosos, de los bancos, de las agencias de seguros, de los grandes centros comerciales,... ellos son el enemigo, ellos son el sistema, ellos no piensan en nadie, sólo en el vil capital... sólo en eso, y nada más, no se dejen engañar, ya hemos sufrido bastante, ya nos han manipulado lo suficiente, basta ya, basta de incidir con tanta saña en los cerebros de nuestros hijos, basta de hipotecarles la vida con un cuerpo débil y enfermizo y una mente trastornada y neurótica, que nos dejen decidir por nosotros mismos, es lo único que pido, lo único que deseo, pero no puedo solo... no puedo, ¿tanto es desear morir dignamente? ¿tanto es pedir gobernar en nuestro propio cuerpo y en nuestra propia mente? ¿tanto es querer ser libre sin dañar a nada ni a nadie? Ya no aguanto más, si callo reviento, sé que todo esto es inútil... todo inútil.
Ya no molesto más.

No se preocupen, nuestra querida cigüeña volverá en unos días con su monólogo pausado y reflexivo, ella es más inteligente, no nos conoce a fondo, sólo desde las alturas, mejor para ella.... morirá feliz.

Hoy más que nunca pienso que Existir es Resistir, mañana.... ya veremos.

30 Consejos, saludos, propuestas...:

Juan Miguel dijo...

Animo Pedro amigo, el sistema está empezando a caer y no se volverá a levantar por un tiempo al menos. Fíjate que todas las economías del mundo están dando a todo meter en todos los continentes, para reflotar algo que se hunde, por supuesto que los más débiles son siempre los primeros en ser afectados, pero siento profundamente que esta vez no será igual, terminará cayendo para no levantarse, quedan solo unos pocos años para volver a respirar más libres, hasta entonces Amor, esperanza y Fe, porque se viene dura.
Luego, podremos tratar de hacer las cosas de manera distinta, hasta entonces resistiremos y ayudaremos a que se desmorone, con nuestra propia mente, con nuestras acciones y omisiones, te equivocas al pensar que lo que escribes será inutil. El tiempo te contestará.

Juan Miguel dijo...

Te faltó poner alejarse de los sistema oficiales alópatas de salud.

el piano huérfano dijo...

un post furioso esta claro
pero,fijate que yo conociendote sé que veras todo con otra prespectiva con el tiempo. Dudo que el sistema va cambiar como dicen por aqui, pero quizas lo peor es que nosotros vamos a tener que adaptarnos..
y si no hay otra lo vamos hacer lo mejor posible

pero me gusta la manifestaicon por si es una energia que fluye

te abrazo, si me dejas

muxica dijo...

Hoy veo a tu cigüeña muy en tierra. Déjala volar, que sobrevuele la tierra. Que se eleve ante tanta miseria, algo quedará que valga la pena.
“Existir es Resistir”, y el mañana sin esperanza no vale nuestras penas… no es nuestro… la vida hablará.
Un biquiño.

REIKIJAI dijo...

... Pedro, la cigueña puede esperar, pero no tu enojo, que debes sacar a fuera, todo esta patas para arriba,la maldita burocracia esta a la orden del dia. Deberiamos gritar todos muy fuerte ...pero debemos practicar la unión ... que es la que hace la fuerza ...Te Dejo Un Beso ... Silvi.

genialsiempre dijo...

Pedro: !Vaya día tienes, eh!!. Bueno, estoy de acuerdo contigo en que el sistema es una mierda, pero no creo que vaya a cambiar porque la economía esté por los suelos. Creo que hay que saber admitir que la sociedad que nos ha tocado vivir es ésta e intentar no ya cambiarla, pues tarea que nos sobrepasa, pero sí adaptarla a nuestros intereses, para que nos perjudique lo menos posible. Creo que nuestro pequeño club de la escuela de letras libres, a su manera, sin pretenderlo siquiera, lo va haciendo poco a poco ¿que te parece?.
Por lo demás me apunto a cualquier idea que signifique resistir, cuenta conmigo.

José María

Steki dijo...

Ay, Pedro, Pedro, no te pongas así que lo único que vas a lograr será enfermarte.
A todos nos enfurece la injusticia pero no desperdicies tus energías porque así no lograrás solucionar nada.
Cada uno puede aportar su granito de arena y saber que hace lo correcto, aunque no podamos cambiar el mundo ni podamos ayudar a todos los necesitados.
Pero es importante que tú lo hagas, que yo lo haga y que todos los que por aquí pasan también lo hagan. Si emites furia recibirás furia, si emites bondad recibirás bondad.
Ten calma, no te enfermes.
Un abrazo con mucha luz para ti.
BACI, STEKI.

neurotransmisores dijo...

Ellos somos nosotros.

Saludos.

SilviaE.D. dijo...

Pedro!
Estamos mal hoy, eh?
Pero está bien, se debe sacar todo lo feo hacia afuera, de otra manera enferma el cuerpo y es espiritu.
Qué diremos nosotros los de este lado de océano,los de latinoamérica, que cuando parece que nos acomodamos, nuevamente se viene el tsunami(economico).
Es que la falta de respeto a la persona es universal, y los que tienen el poder creen que pueden gobernar nuestras vidas sin ton ni son.
Te dejo, Pedro, porque yo tambien comence a juntar vapor! ja, ja!!
Besos!!

Equilibrista dijo...

Está muy bien de vez en cuando lanzar un grito desgarrado como el que has soltado hoy. Aunque en el fondo las cosas vayan a seguir igual. Sirve para despertar del letargo, de la inopia en que vivimos y que la mayoría de la gente no parece percibir. Está bien soltar eso que nos corroe en el fondo del corazón. Pedro, cuenta conmigo también para resistir. No sé si esta sociedad podrida se podrá cambiar. Pero al menos se pueden dar pasitos, con pequeñas cosas en el día a día, desde abajo y entre todos.

Un abrazo
David

kukilin dijo...

Me duelen tus broncas Pedro y tienen mucha razón de ser.
Pero no olvides que disponemos de un arma muy poderosa que es Internet, solo hace falta la unión; Unidos jamás seremos vencidos.

Besos desde el ♥

Roy Jiménez Oreamuno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Vivimos un momento histórico: el derrumbe del liderazgo político y económico de Estados Unidos en el mundo. Es un giro geopolítico tan importante como lo fue la caída de la Unión Soviética.

Crisis alimentaria, crisis energética y avasalladora crisis financiera. Esta crisis tiene un toque darwinista. Los más débiles ya han sido engullidos. No había ocurrido jamás. Por vez primera en la historia económica moderna, tres crisis de gran amplitud -financiera, energética, alimentaria- están coincidiendo, confluyendo y combinándose. Cada una de ellas interactúa sobre las demás. Agravando así, de modo exponencial, el deterioro de la economía real. Las redes de la globalización abarcan actividades que transponen las fronteras nacionales.

Ante todo esto: Nuestro enemigo principal no es el imperialismo, ni la burguesía, ni la burocracia. Nuestro enemigo principal es el miedo, y lo llevamos adentro. Eduardo Galeano

"La gente que está en el poder no siempre tiene en mente tu bienestar". Matt Groening

Bueno sé que es difícil pero tenemos un sistema capitalista que muta día a día y habrá para rato, como decía Francis Fukuyama, el constructor del concepto del fin de la historia, ha matizado aquella forma de entender el mundo y recientemente ha hecho un balance de ese tiempo: la revolución conservadora perdió su rumbo porque se convirtió en una ideología irrebatible, y no en una respuesta pragmática a los excesos del Estado de bienestar.

La mano invisible del mercado que debió equilibrar la economía y generar riqueza y bienestar para todos, funcionó en principio durante un tiempo en algunos países, pero en el mediano plazo condujo a abusos corporativos, a prácticas deshonestas, a enriquecimientos ilegítimos, al capitalismo salvaje y a la presente crisis de la economía mundial. El balance del neoliberalismo en Latinoamérica fue francamente negativo.

No obstante, el capitalismo probó durante un siglo que no tiene alternativa válida, porque su antítesis, el comunismo, demostró su inviabilidad en la extinta Unión Soviética, en China, en Cuba, en Corea del Norte y en todos los países que lo intentaron.

Tenemos dos sistemas que nos han mostrado históricamente sus desempeños. Ahora debemos dejar atrás al capitalismo salvaje y avanzar al futuro. La salida no puede ser hacia el pasado.

Por ahora, apostamos al capitalismo en función social o economía social de mercado, o como dicen los chinos, hacia un “socialismo” de mercado, pero con pleno ejercicio de las libertades, las prácticas democracias y la observancia absoluta de los derechos humanos.

En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre un apocalipsis económico. En realidad, no estamos, ni mucho menos, ante el fin del capitalismo. El frenesí que se observa en Washington no es más que la muerte de un tipo de capitalismo, la variedad que ha existido en EE UU durante los últimos 20 años. Este experimento de laissez-faire financiero ha fracasado.

Saludos

PS: Excelente música.

mreina dijo...

To está fatal según lo cuentas y vemos pero soy optimista creo en el ser humano y por eso siempre me pregunto ¿que está en mi mano hacer para mejorar esto? Un saludo

Z. dijo...

Hola Pedro! Todos sentimos ese dolor ante tantas injusticias, ante tanto engaño, ante tanto despilfarro, ante el hambre de los más desafortunados, pero mirar atrás a otros tiempos como mejores tampoco es correcto, antes fue peor si cabe: iguales injusticias (mujeres, niños), esclavitud, opresión, ...
Lo que toca, según mi opinión, es vivir en este momento haciendo individualmente lo mejor de que somos capaces, estoy segura que tú y cuantos te leen estamos en ello, creando más conciencia individual lo fomentamos colectivamente, no hay que desesperar.
Ánimo y adelante Pedro!!!!!

María dijo...

Pedro estoy contigo:

Tienes todo el derecho del mundo a gritar, a enfadarte, a enojarte, a no callarte y a expulsar de todo tu interior ese enojo que lo tienes dentro y necesita ser expulsado, así te sentirás mejor, y aunque pienses que no ha servido para nada, yo creo que sí lo ha servido, porque como tú hay muchas personas que así piensan, y que tenemos derecho a no callarnos, a decir lo que pensamos porque somos libres para decir lo que creemos es justo y deberían modelar los de arriba, porque la sociedad la formamos todos, no unos pocos, y nos deben de escuchar, porque sin nuestro votos, ellos no estaría donde están.

Estamos en una sociedad verdaderamente consumista, donde lo que vale e importa es el poder, el dinero y es lo que tiene fuerza, porque los demás somos marionetas manejados a su antojo y semejanza.

Te aplaudo, y estoy contigo.

Muchas gracias por este post, ha servido para mucho.

Un beso y feliz día.

PAOLA dijo...

Pedro, permite a tu enojo y a tu rabia fluir hasta desintegrarse fuera de ti, que no te dañe.
Tienes que estar fuerte y receptivo para la criatura.
Tal lo prometido, hay un humilde regalito en mi blog, sobre el margen derecho, con todas las mejores enegias y mi orgullo de ser tu amiga y que hayas querido compartir tu experiencia! Ojala te guste, luego dime algo!!!
Besos a ti y a los que te rodean.

M. Jose dijo...

Por mucho que nos empeñemos este mundo no para de girar y girar sobre sus mismos errores de siempre...yo, a veces me enfado como tu lo estás en este post. Pero es que lo veo tan inútil, ahora me suelo poner triste porque veo que nada tiene solución...seguiremos danzando en esta inmensidad redonda que nos sostiene y algún día reventaremos...
Un abrazo Pedro
mj

loose dijo...

Me dejas casi sin palabras Pedro. Me quito el sombrero ante tal manifestación de verdades que se hacen palabras en este papel virtual.
Desgraciadamente es así. Vivimos en una sociedad cada vez más corrompida por lo que me enseñaron como la ley del embudo. El ansia de poder, el egocentrismo, el pasotismo y muchos más -ismos que se me ocurren por ahí, hacen que este gran edificio en el que nos ha tocado convivir se vaya derrumbando poco a poco y lo que se supone que se va reconstruyendo se hace con materieles que nunca estuvieron homologados, así las bases nunca van a poder ser lo suficientemente sólidas para que esto no vuelva a suceder.

Un beso y feliz fin de semana.

Graciela dijo...

mis tesoros a no perder la calma, todo se dará. Es duro el caminito, decepciones no faltarán, pero ánimo y mucha paciencia...luego todo se verá de otro color.
La noche puede verse gris, pero las mañanas tienen los colores del arco iris...tranquilos, las mejores buenas ondas, mis abrazos fuertes y no pierdan la fe que todo llega en el preciso momento!!!

Cecilia dijo...

Y si, hay días de furia... los espíritus rebeldes se resisten, gracias a Dios. Cuando pensamos qué mundo les dejamos a los que vienen... hay gente que tiene el poder y quizás no vea o no quiera ver el alcance, el dolor que le proporcionan a otros. Te entiendo y te abrazo.

۞Mujerconpiernas۞ dijo...

Qué bien me he quedado después de leerte, me ha sentado muy bien tu desahogo. De vez en cuando hay que lanzar algo de esto, hacer limpieza y dejar el tono sereno y sirve para reunir fuerzas otra vez.

Solo una cosa; no toda la gente somos iguales Pedro, no te confundas con los otros.
Hay gente con mucho poder que saben que son muy destructivos y no les importa. Pero hay otra muchísima gente que intentamos ser conscientes siempre de nuestros actos y poner lo mejor de nosotros mismos. Por estos avanza el mundo, aunque sea poco a poco.
besísimos para tí ahora más que nunca.

Eli dijo...

A veces es necesario un desahogo de este tipo para que la rabia no acabe enquistándose dentro nuestro. Pero el desahogo por si solo no alcanza, hay que comenzar a actuar y a cambiar el mundo con mucho más que con palabras de enfado y de protesta.
Desde aqui te envio un abrazo y me sumo a tus palabras.

Natacha dijo...

Pedro comparto cada palabra. Te mando la dirección de un video a tu correo... dura dos horas, pero creo te resultará intesante
un beso, cielo.

lys dijo...

Bueno, bueno, vaya con Pedro... pues me gustaría decirte que te tranquilices, que todo se arreglará, que esto es pasajero, pero me temo que no, que este sistema es todo lo que tenemos y que como digo siempre, no puedo hacer gran cosa a nivel mundial, pero si a nivel personal y en ese respecto me esfuerzo para tener lo mínimo que hacer con el.

Trato de que el sistema me sirva a mi y no yo al sistema. En lo que puedo, claro.

La música que nos has puesto es preciosa. Un saludo.

tia elsa dijo...

Estás muy enojado y no es para menos, yo también muchas veces me broto y escribo en mi blog mi dolor por los niños de la calle, pero no se puede Pedro son más fuertes, tienen el poder, son mafias, solo denunciar, denostar su actitud, no hay otra, lamentablemente! Besos y ojalá tu encuentres la salida, tía Elsa.
Pdta: en ese caso te acompaño con gusto, cuenta conmigo!

Mar dijo...

De alguna forma tu grito es el grito de todos, por lo menos el mio si lo es.
Menos mal que todo pasa....

Besitosssssssssss

Nerea dijo...

Me hizo gracia la etiqueta "Cosas mias", creo que nos concierne a todos. Estamos en un circulo tan vicioso que para muchos es dificil salir.

En nuestro interior todos gritamos de alguna forma.

Mañana más que nunca Existir es resistir.

Besos!!! :)

Juan Miguel dijo...

Encontré un comentario interesante a tu entrada:
¿Te gustaría vivir en paz, verdad? ¡Ingenuo! Nunca lo conseguirás. Mientras sigas viviendo en este mundo rodeado de ruidos, agitación, prisas, estrés,... jamás podrás vivir en paz.

¿Piensas que hay gente muy importante trabajando por conseguir la paz en el mundo? ¡Ignorante! Mientras sigas confiando en los demás para conseguir algo que a ti te interesa, nunca lo obtendrás.

La paz nunca se conseguirá después de una reunión del Consejo General de las Naciones Unidas, ni tras una cumbre del G8. Eres un necio si piensas eso. La paz sólo la puedes conseguir tú, ¡imbécil!, cuando te espabiles de una vez y comprendas lo que te quiero decir.

¿Cómo pretendes vivir en paz si tú eres el primero que no la tienes en tu interior, ni en tu entorno? ¡Abandona de una vez esa cobarde hipocresía tras la que te escondes! Sé sincero por una vez en tu vida; a ti te trae sin cuidado que se maten al otro lado del mundo. ¡Por favor, que no nos lo recuerden más en los telediarios! Lo único que a ti te preocupa es que se puedan acercar las bombas algún día a tu casa y te toque a ti o a algún conocido. ¡Déjalo ya, no intentes justificarte! Yo te comprendo. En el fondo, todos pensamos lo mismo, aunque no queramos admitirlo."

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo...
Hay días en que se siente la necesidad de gritar al mundo, de sacar afuera los demonios, la rabia, el dolor, nuestra impotencia ante un sistema que pesa y mucho y que siempre cargamos los mismos...
¡Buena entrada pedro!
Me gusta tu forma de decir las cosas...
Te sigo.
Un saludo.

Se acordaron de mí: